Andaluces en la Historia:Antonio Machado Nuñez.

Chiquita Piconera

Chiquita Piconera

Antonio Machado Nuñez

Muchos conocen a su famoso nieto, el poeta, pero si ha existido un personaje importante en nuestra historia andaluza ese fue su abuelo, Antonio Machado y Núñez, nacido en Cádiz el año 1812. Médico, biólogo, naturalista, introductor de la teoría darwinista en España y krausista, además de haber sido Venerable Maestro de la Logia “Fraternidad Ibérica” Nº 29, de Sevilla, llegó a ser tras “La Gloriosa”, alcalde y gobernador civil de referida capital. Escribió bastantes obras sobre la naturaleza. Pero, si ha de destacarse alguna, me quedo con su Cathalogus Methodicus Mammalium, publicado en la Revista Mensual de Filosofia, Literatura y Ciencia de Sevilla, 1869, T. I: 65. Se trata esta obra de una clasificación de los mamíferos andaluces y que constituye un acercamiento a la realidad sociológica andaluza, describe al hombre y mujeres andaluces y así nos dice que “El andaluz, de cuerpo mediano, estatura de 1m. 56 mm., hasta 1m 65 mm, temperamento sanguíneo bilioso, habita en las provincias comprendidas en los antiguos reinos de Granada, Jaén, Córdoba y Sevilla. Su cutis es poco encarnado, moreno, ligeramente pálido; los cabellos largos, finos y sedosos son, por lo general, castaños o negros; la cabeza es mediana; el cuello grueso; la cara oval; la barba poblada; los ojos son rasgados y grandes, negros o pardos; las cejas arqueadas; las pestañas largas y sedosas; la nariz recta, algo gruesa en la base y deprimida en la raíz, es muchas veces aguileña, la boca regular, con labios delgados, o abultados ligeramente; las orejas levantadas, medianas; la barba es poco saliente; los pies y las manos son pequeños” y, respecto a las mujeres las describe así: “Las mujeres son seductoras, hay en ellas una mezcla de languidez, de gracia y atractivo inexplicable; sus ojos son insinuantes, apasionados, ardientes y vivos: unas veces pardos, que traslucen el alma, otras veces negros aterciopelados, forman un delicioso contraste con el color nacarado de la esclerótica, que tiene el aspecto de las perlas.”.

Autor: Antonio Muñoz Centella

http://www.cordobaincoming.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>