El Alcázar Islamico de Córdoba.

Alázar de los reyes Cristianos

Alcazar de los Reyes Cristianos

El Alcazar Islámico de Córdoba

El edificio conocido como Alcázar de los Reyes Cristianos de Córdoba es el denominado por las fuentes escritas medievales como Reales Alcázares de Córdoba, siendo la denominación actual fruto de la historiografía de mediados del siglo XX, que de esta forma querían distinguirlo claramente del alcázar islámico.

Su estado actual es el resultado de la adaptación para uso monumental en los años 70 del siglo XX y de su última restauración en los 90.

Se trata de uno de los monumentos cordobeses mejor conservados y de los menos difundidos del Patrimonio de la Humanidad en Córdoba.

Remonta sus orígenes constructivos a época visigoda. Las hipótesis acerca de sus límites y extensión han variado de un autor a otro, siendo contradictoria además la información aportada por las fuentes. Según Al-Maqqari, su perímetro sería de 1100 codos, es decir unos 550 metros, y, según al-Udrí el doble. La estimación de al-Maqqari coincide con el perímetro del recinto posible de Alcázar si nos atenemos a la información arqueológica aportada por el estudio de la zona. El muro Este del Alcázar es el situado entre los torreones de esquina de la fachada del palacio Episcopal frente al lienzo occidental de la mezquita; el lienzo Norte iría desde  el torreón de ángulo NE hasta la antigua Puerta del Baño el ángulo NO, del Campo Santo de los Mártires; el lienzo Oeste coincidiría con la muralla de la medina y llegaría hasta la primera Puerta de Sevilla o de los Perfumistas, que quedaría como puerta de la Medina, y podemos situar en la bajada a la calle San Basilio, desde este punto el lienzo discurre hasta la torre del ángulo SE, del palacio episcopal, delimitando la fachada meridional de dicho palacio con respecto a su patio barroco.

2012-09-15 12.52.03

Las fuentes nos informan acerca de aspectos concretos  de la conformación arquitectónica de este conjunto de edificios, destacando la descripción que hizo al-Maqqari así como las referencias a su origen legendario como palacio de los reyes antiguos que albergaba construcciones de diversos pueblos, así como su denominación como “Balat Ludric” o Palacio de Don Rodrigo. Del momento de la conquista existen algunas referencias al palacio del rey.

Su ubicación en un ángulo del recinto amurallado de la al-medina, con puertas de comunicación con esta así como directas al exterior, su recinto propio delimitado por murallas torreadas, le darían apariencia de fortaleza. Desde un momento temprano se crea la “Rawda” o cementerio ajardinado para los gobernantes, siendo enterrado ya en 742 el emir sirio Balch. Este cementerio real se sitúa en el entorno de la actual calle San Basilio en el barrio del Alcázar Viejo.

Hacia el 785 Abd al-Rahman I restaura el alcázar  y hace de él su residencia habitual. Hisham I levantó dos mezquitas gemelas en la zona meridional externa del Alcázar en la explanada o empedrado allí existente.

2012-09-15 12.15.38

Con Abd-Rhaman II se habla en las fuentes de un mirador que se construye sobre la puerta de los jardines del Alcázar al que se accedía por una escalera de caracol. También se cita ya la presencia de un Hamman (baño) real en el alcázar.

Fuente: Cordoba Patrimonio de la Humanidad Diario Cordoba S.A Pedro Marfil, Agustín López y Beatriz Sanchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>