El “arte cisterciense” de Córdoba

El “arte cisterciense” de Córdoba.

Reflexiones de una Lic. en Historia del Arte

 Iglesia de San Pablo - Cordoba - Monumentos

Hace algún tiempo, con motivo de mi labor como intérprete del patrimonio,  y en el trasunto investigador en el que me hallaba, con el fin de establecer un parámetro interpretativo común para las que llaman iglesias Fernandinas, vi que se utilizaban en algunos casos comparaciones o si se me permite, atribuciones e incorporaciones estilísticas que poco o nada tienen que ver con lo que debe ser la realidad.

Que en nuestros #diálogosconDonTeodomiro denostáramos el epíteto “bizantino” para la descripción de nuestras Iglesias, se debe a que bizancio y la conquista cristiana de la ciudad con su programa de consagración, tuvieron poca relación en aquel momento. Superado este descubrimos que hay muchos más epítetos que se han aceptado y colado entre nuestra historia sin que nadie haga o diga nada al respecto.

El desarrollo del arte cisterciense tiene que ver con la conformación de la Europa medieval que  ve como la vía espiritual y más contemplativa del cristianismo se diluye entre los excesos del mundo terreno. Surge en ese momento las órdenes monásticas que observaban la regla de San Benito y su Ora et Labora como única misión de un monje para que su vida fuera verdaderamente contemplativa. En este marco, digamos político-religioso, surge la Órden del Císter.

Capilla de San Bartolome

Los llamados monjes blancos, por el color de sus hábitos, inician sus predicaciones y planteamientos monacales, en Francia en el siglo XI, la corrupción, opulencia y excesos de los integrantes de la orden cluniacense, hacen que la idea de renovación y vuelta a la espiritualidad se extienda con avidez por todo el territorio cristiano católico europeo.

A lo largo de la historia son casi incontables los casos de corruptelas en las órdenes monacales que acababan con el surgimiento de otra nueva, que curiosamente era buena y pura hasta que se corrompía con el poder que le otorgaban sus seguidores, y entonces volvía a empezar el proceso. Como vemos no hay nada nuevo bajo el sol: los seguidores dan poder.

Las ideas del Císter no tardaron en reflejarse en un arte que, utilizando lo que en historia del arte llamamos el lenguaje transitorio entre el románico y el gótico, podemos traducir con los epítetos de sencillez en las formas y austeridad, lo que en ningún caso puede señalarse como robustez o tosquedad de los raros casos en los que se le añadía a los capiteles algún tipo de decoración vegetal.

Hospital de San Sebastian

Si aceptamos que estas son las premisas del arte cisterciense, que alcanzó su máximo esplendor en el siglo XII, ¿por qué en lugar de tildar todo lo sencillo y austero como cisterciense, no dejamos que lo sencillo y austero sea por sí mismo lo que caracteriza al estilo de las iglesias propagandísticas?

#DesetiquetandoCórdoba

En #Córdoba lo único que nos ha quedado del Císter, si es que alguna vez existió un monasterio de esta regla aquí, es la preciosa y muy representativa Cofradía y Hermandad, (discúlpenme los expertos si redundo o equivoco algún término cofrade) de la Sangre de Cristo y el Monasterio Cisterciense  junto a Vincorsa.

En lo que atañe a la tradición, parece que las llamadas Iglesias de la Conquista, se han etiquetado como cistercienses, porque en pleno siglo XIII, XIV y por supuesto XV el lenguaje con el que se construye, no responde a los parámetros europeos que de forma coetánea surgen, sino que en comparación parece que nos gusta más el gótico del primer tiempo, que del último. Pero esto es lo que ocurre cuando analizas e interpretas las formas de un lugar y periodo concretos, por acción comparativa con lugares, que si bien es cierto pudieron  influir en algo de forma remota, también es cierto que estando tan alejados, no sólo en el espacio, sino también en el tiempo, etiquetarlos bajo las mismas reglas es cuanto menos absurdo e incomprensible.

cordoba cristiana

Cordoba cristiana

A pesar de pertenecer a califatos y taifas, en #Córdoba subsistía una comunidad cristiana bastante devota, que tenía sus propias iglesias, y que aunque no eran ni grandes, ni bonitas, seguramente, se parecerían bastante a la actual iglesia de la Magdalena, y entonces nos preguntamos, si hubo un poso visigodo que bebía en nuestra ciudad de la tradición romana, bastante descafeinada, y los que conquistaron la ciudad venían de la Castilla más profunda,  ¿no es más lógico pensar entre los de allí y los de acá configuraron un estilo más o menos autóctono?

Llamar cisterciense a una Iglesia sólo porque sea sobria y mantenga cierto sabor a tardo románico o protogótico, es tan absurdo como etiquetarlas por “bizantinas”. Que la producción de arte se parece lejanamente a los monasterios cistercienses, aún si les quitamos los artesonados mudéjares, y las molduraciones de estilo visigodo, se parecen más a una importación empobrecida y readaptada de las construcciones castellanas.

Nuestro arte es grande, #Córdoba ha dado al mundo grandes artistas, corrientes de pensamiento y si le das la oportunidad hasta te enseña nuevas formas de artes, porque el arte medieval cristiano en #Córdoba tiene una riqueza que pocos son capaces de ver, y no necesitamos establecer comparaciones que además obstaculizan la autenticidad de nuestro arte, nuestras iglesias son Fernandinas, en cuanto responden a un programa de evangelización de la ciudad,  no todas se construyeron estando vivo Fernando III el Santo y no todas han llegado hasta nuestros días.

No hay que etiquetar las cosas ni ceñirlas, porque el hombre no es capaz de producir el arte en cadena,  y cuando lo hace  no es arte, es merchandising. La historia de la arte revela que no es solo el gótico, sino que hay muchos góticos, porque no todo tiene que ser como dicen que es.

Hay guías de arte que señalan que en Córdoba ignoran el estilo Internacional y el gótico humanista, yo invito a sus redactores a que visiten la que me gusta llamar Catedral nueva, dentro de nuestra mezquita, y la fachada del Hospital de San Sebastian , y si eso no es gótico humanista o estilo internacional, escribiré novelas de ciencia ficción.

Pero nunca me podrán decir que Córdoba no es más que su #Mezquita-Catedral.

Pilar de Gabriel

Interpretando.es

Rutas culturales www.cordobaincoming.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>