La invasión árabe de 711

 

Abdarrahman III

Abdarrahman III

Algunas dudas acerca de la “invasión árabe” allá por el 711. Ahora seguiremos indagando un poco más sobre estos acontecimientos, que la historia oficial nos sigue ofreciendo. ¿Cómo atravesaron los desiertos los invasores árabes desde el Hejad hasta el Norte de África?, con caballería…observamos que las dudas y las preguntas se nos van amontonando…

Desde el punto de vista del general Brémond, jefe militar de la misión aliada que durante la guerra del 14 independizó Arabia de la dominación turca, concluía que 10.000 caballos necesitaban 400.000 litros de agua potable cada día. ¿En dónde encontrar tan enorme cantidad de agua en la estepa o en el desierto? Y añadía, ”Hubiera sido imposible, sobre todo en esta época, mantener 30.000 y 20.000 bestias. En 1916-1917 no pudimos conseguir para los 14.000 hombres reunidos ante Medina víveres para más de ocho días, a pesar de los recursos considerables que nos llegaban de India y de Egipto por buques de vapor”.

Esto es un ejemplo. Se podrían dirigir críticas similares contra la mayoría de las crónicas que han sido las fuentes de los textos actuales. Sin embargo, no es necesario recurrir a los testimonios de la experiencia contemporánea para situar el problema en su contexto histórico. Nos enseñan estas mismas crónicas las dificultades que estudiaban los hombres políticos de la época cuando cedían a la tentación de emprender una razia en países ricos y vecinos para sacar de las mismas tajadas sustanciosas.

He aquí lo que describe Lévi-Provençal refiriéndose a Abd Al Ramán III, uno de los monarcas más capaces e inteligentes que ha gobernado España, acerca de las expediciones que solía emprender por el norte, generalmente  la Septimania, provincia del sur de Francia situada entre el Ródano y los Pirineos:” para que el califa se decidiese a poner en marcha una correría estival, se requería que la cosecha se anunciara importante. Como se mantenía el ejército con lo que encontraba a su paso, era esta condición imprescindible. Así, en 919, en su algara de Belda, Abd al Ramán tuvo buen cuidado de mandar averiguar el estado de los sembrados, y modificó su itinerario para que el ejército pasase por lugares donde el trigo estaba ya maduro. En los años de mala cosecha, claro está, no se pensaba en salir de campaña. En su relación de los acontecimientos del año 303 de la Hérija (915) declara El Bayan:” Fueron las circunstancias demasiado adversas como para que se intentara incursión alguna o que se pusiesen tropas en pie de guerra.”! Y se trataba de algunos centenares de kilómetros! A pesar de los recelos del Califa, no hace objeción alguna este especialista  a la repentina aparición en la Península Ibérica de ejércitos que venían nada menos que de Arabia…sin preocuparse si estaban la mieses doradas.

Desde nuestra modesta opinión, esto nos hace pensar y surgen nuevas preguntas…intentaremos averiguar cómo fue realmente esta parte de la historia…

Como estaria la muralla

Como estaria la muralla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>